La tasa de mortalidad por hipertensión pulmonar desciende, pero no en todo el mundo

Doctor escribiendo

Según un nuevo estudio, las muertes en todo el mundo debido a la hipertensión pulmonar han disminuido en las últimas dos décadas. Sin embargo, las tasa de mortalidad aumentó en 13 de los 54 países incluidos en el informe.

Las muertes por dicha enfermedad disminuyeron a una tasa promedio del 3,2% cada año entre 2000 y 2019 en todo el mundo, según el estudio. En total, la tasa de mortalidad disminuyó en 16 países, se mantuvo sin cambios en 25 y aumentó en las naciones restantes.

Los investigadores señalan que, actualmente, el diagnóstico precoz y la disponibilidad de tratamientos siguen siendo un gran desafío en algunos países de ingresos bajos o medios debido a los limitados recursos sanitarios. Asimismo, sugieren que, en aquellos países con tasas de mortalidad elevadas o en aumento, es necesario realizar esfuerzos continuos para reducir el riesgo de mortalidad, como la creación de centros de atención terciaria para la hipertensión pulmonar y de atención a ancianos.

Georgia, Rumanía y EE. UU. presentaron las tasas de mortalidad por hipertensión pulmonar más elevadas en los tres últimos años del período de observación. Esto está en línea con un estudio publicado en 2022, que concluyó que las muertes asociadas a la enfermedad en EE. UU. aumentaron entre 1999 y 2019 en mujeres, personas negras no hispanas y personas mayores.

La hipertensión pulmonar se produce cuando la presión arterial en los vasos sanguíneos que irrigan los pulmones es más alta de lo normal. Esto hace que el corazón trabaje más de lo debido para bombear sangre a los pulmones, lo que provoca síntomas como dificultad para respirar, dolor torácico y aturdimiento.

Aunque todos los tipos de hipertensión pulmonar están relacionados con un mayor riesgo de muerte, existen pocos datos sobre las tendencias de mortalidad en todo el mundo. Para obtener una imagen más amplia de estas tendencias relacionadas con la enfermedad, los investigadores recurrieron a los datos de la Organización Mundial de la Salud.

Entre 2000 y 2019, la hipertensión pulmonar representó 491 287 muertes en los 54 países incluidos en el informe. El número de muertes por cada 100 000 personas se redujo en un 23,3% hasta 1,61 en 2019, desde el 2,1 del 2000.

La tendencia de la mortalidad descendió a un ritmo medio del 3,2% cada año durante el mismo período, tanto entre los varones (5,3%) como entre las mujeres (1,7%). Las muertes por cardiopatía pulmonar, que puede producirse cuando el lado derecho del corazón se agranda, descendieron un 8,6%, y las causadas por la hipertensión arterial pulmonar idiopática (de causa desconocida), un 7,8%.

Las tasas de mortalidad por hipertensión pulmonar primaria y cardiopatía pulmonar descendieron significativamente, mientras que las de hipertensión pulmonar secundaria (debida a enfermedades subyacentes o factores de riesgo conocidos) y otras cardiopatías pulmonares específicas experimentaron aumentos significativos.

Según los investigadores, las mejoras en el tratamiento clínico mejorarían el pronóstico de la hipertensión pulmonar. Asimismo, afirman que otra posible explicación de la disminución de la mortalidad sería que, con el aumento de la concienciación sobre la hipertensión pulmonar entre los médicos, la enfermedad se podría diagnosticar y tratar precozmente, lo que mejoraría los resultados.

Estudio completo

Logo Web de Interés Sanitario

Entidad declarada de Utilidad Pública con fecha 28 de septiembre de 2021

Hipertensión Pulmonar España Organización de Pacientes (HPE-ORG Pacientes)
Inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones: Sección: 1ª/ Número nacional: 611682
Inscrita al Registre Municipal d’Entitats i Associacions Ciutadanes de Sant Feliu de Llobregat, amb el nº d’inscripció 252

© 2016-2024 Hipertensión Pulmonar España Organización de Pacientes
Sitio creado por 08921 Solucions Creatives