El componente del “colesterol bueno” ApoA-I predice la supervivencia en la hipertensión arterial pulmonar

Modelo de proteína

Según un nuevo estudio, los niveles más bajos de apolipoproteína A-I (ApoA-I), un componente de la lipoproteína de alta densidad (HDL) o colesterol bueno, son un predictor significativo de supervivencia en personas con hipertensión arterial pulmonar.

En la hipertensión arterial pulmonar, las pequeñas arterias por las que se transporta la sangre del corazón a los pulmones se estrechan, lo que provoca presión arterial alta, disfunción del corazón derecho y un mayor riesgo de mortalidad.

Las personas con la enfermedad presentan un perfil lipídico (grasa) anormal en el torrente sanguíneo. En concreto, tienen niveles más bajos de HDL, un complejo proteico que transporta lípidos como el colesterol por toda la sangre.

La ApoA-I es un componente de las HDL con propiedades antiinflamatorias, y sus niveles reducidos se han asociado a peores resultados en la hipertensión pulmonar, lo que ha llevado a  unos investigadores chinos a explorar el papel de la ApoA-I y ver si puede predecir los resultados de la enfermedad.

En primer lugar, midieron la producción total de proteínas en el tejido pulmonar de seis pacientes con hipertensión arterial pulmonar y de cuatro donantes de pulmón de control.

El tejido pulmonar de los pacientes contenía 168 proteínas asociadas con el metabolismo de los lípidos que se expresaban de forma diferencial, o se producían a niveles diferentes, en comparación con los controles. La ApoA-I se identificó como una proteína esencial asociada a la hipertensión arterial pulmonar mediante un análisis de interacción proteína-proteína.

A continuación, los investigadores midieron varias moléculas relacionadas con los lípidos en muestras de sangre de 343 pacientes.

Los afectados por la enfermedad tenían niveles significativamente más bajos de ApoA-I, HDL, colesterol total y apolipoproteína E, otro componente proteínico de las HDL, que las personas sanas. Asimismo, en las muestras se encontraron niveles significativamente más altos de triglicéridos (grasa), lipoproteína de baja densidad (LDL) o colesterol malo, y apolipoproteína B, un componente de LDL, que en los controles.

Los cálculos estadísticos revelaron que un nivel más bajo de colesterol total, HDL y ApoA-I y un nivel más alto de triglicéridos, eran factores de riesgo independientes de hipertensión arterial pulmonar. La ApoA-I y la HDL se asociaron significativamente con una menor supervivencia.

Entre los pacientes con la ApoA-I baja, la tasa de supervivencia a un año fue del 92,2%. A los dos años era del 81,0% y del 69,8% a los tres años. Asimismo, un nivel bajo de HDL se asoció a una tasa de supervivencia del 88,4% al cabo de un año, del 83,3% a los dos años y del 70,5% a los tres años. En general, la ApoA-I predijo mejor la mortalidad que la HDL.

A continuación, los investigadores midieron los niveles de varias proteínas de señalización inmunitaria asociadas a la inflamación. De ellas, solo la interleucina-6 (IL-6) se relacionó significativamente con el riesgo de hipertensión arterial pulmonar. Aunque no se encontró ninguna relación entre la IL-6 y los niveles altos o bajos de HDL, la IL-6 elevada era más frecuente en pacientes con la ApoA-I por debajo del valor de corte.

En pruebas con células humanas, la interleucina-6 aumentó significativamente el crecimiento de las células que recubren los vasos sanguíneos, llamadas células endoteliales, cuya disfunción es un factor importante en el estrechamiento arterial en la enfermedad.

En condiciones normales de oxígeno, el tratamiento con HDL o ApoA-I alivió significativamente el crecimiento excesivo de las células endoteliales expuestas a la IL-6. Además, pequeñas dosis de la HDL y la ApoA-I suprimieron significativamente la liberación de IL-6 de las células inmunitarias llamadas macrófagos.

Los investigadores señalan que tanto la ApoA-I como la HDL resultaron ser predictores potenciales del pronóstico en pacientes con hipertensión arterial pulmonar y que la ApoA-I mostró mayores ventajas en comparación con la HDL para predecir el riesgo de muerte.

Estudio completo

Logo Web de Interés Sanitario

Entidad declarada de Utilidad Pública con fecha 28 de septiembre de 2021

Hipertensión Pulmonar España Organización de Pacientes (HPE-ORG Pacientes)
Inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones: Sección: 1ª/ Número nacional: 611682
Inscrita al Registre Municipal d’Entitats i Associacions Ciutadanes de Sant Feliu de Llobregat, amb el nº d’inscripció 252

© 2016-2024 Hipertensión Pulmonar España Organización de Pacientes
Sitio creado por 08921 Solucions Creatives