Los pacientes de hipertensión arterial pulmonar podrían carecer de algunas vitaminas y minerales clave

Vitaminas

Las personas con hipertensión arterial pulmonar podrían carecer de algunas vitaminas y minerales clave necesarios para mantenerse sanas, lo que podría disminuir su vitalidad, según un estudio realizado en los Países Bajos.

Además de la conocida carencia de vitamina D y hierro, los investigadores observaron niveles inferiores a los recomendados de vitamina B12, vitamina K1 y selenio en algunas personas con la enfermedad.

Muchas personas con hipertensión arterial pulmonar carecen de una nutrición adecuada. Esto puede deberse en parte a cambios en la dieta y a la mala absorción, que es cuando el organismo no puede absorber correctamente los nutrientes de los alimentos que ingiere.

Mientras que tener muy baja la vitamina D y el hierro parece común entre los que padecen hipertensión arterial pulmonar, las deficiencias en otras vitaminas y minerales no están tan bien descritas. Seguir una dieta sana es clave, pero faltan recomendaciones dietéticas basadas en pruebas.

Las vitaminas y los minerales son micronutrientes, sustancias que el organismo solo necesita en pequeñas cantidades. Todos contribuyen de distintas formas a que el organismo funcione correctamente.

Para saber más sobre la nutrición en la hipertensión arterial pulmonar, los investigadores midieron los niveles de vitaminas y minerales en la sangre de personas con esta afección.

Se realizó un seguimiento de la ingesta de alimentos y la calidad de vida mediante cuestionarios; y la capacidad de ejercicio se determinó en función de la distancia recorrida en la prueba de marcha de 6 minutos.

En el estudio participaron 37 pacientes con hipertensión arterial pulmonar.

Casi un tercio (31%) de los pacientes bebía más de dos litros de líquido al día, lo que superaba la cantidad recomendada por la Asociación Americana del Corazón (AHA). La ingesta de líquidos procedía principalmente del té, el café y el agua. La mayoría (87%) ingería demasiado azúcar al día, procedente sobre todo de bebidas azucaradas, productos de bollería y dulces. Cuanto más azúcar comían, más líquido bebían. Limitar la ingesta de líquidos puede ayudar a prevenir o reducir la hinchazón (edema) en la hipertensión arterial pulmonar. El edema es un síntoma común que se produce cuando el corazón está bajo tensión y es incapaz de bombear la sangre correctamente, lo que provoca la acumulación de líquido.

Según los investigadores, para reducir la ingesta de líquidos, se aconseja una reducción efectiva de la ingesta de azúcar refinada a un máximo de 37,5 gramos al día en los varones y a un máximo de 25 gramos al día en las mujeres, como se indica en las directrices de la AHA.

Por otro lado, uno de cada cuatro pacientes consumía más sal (sodio) de los 2300 miligramos diarios recomendados, que procedía principalmente de diversos alimentos envasados y procesados. Sin embargo, más de la mitad (56%) consumía menos de 1800 miligramos de sodio al día.

El 43% presentaba carencia de vitamina D y casi un tercio (32%), de hierro.

La mayoría tenía un nivel normal de vitamina B12, que el organismo necesita para fabricar glóbulos rojos. Cuando el organismo carece de suficiente vitamina B12, produce cantidades adicionales de ácido metilmalónico. A partir de los niveles de ácido metilmalónico, se sospechó que el 29% de los pacientes presentaban una deficiencia funcional de vitamina B12.

Hasta el 60% presentaba una carencia de vitamina K1 y el 41% tenía un nivel bajo de selenio, un mineral que ayuda a proteger las células del organismo de los radicales libres dañinos. El bajo nivel de selenio se relacionó con una baja vitalidad, una medida de la calidad de vida que describe los niveles de energía de una persona y su vigor y actividad.

Se necesitan más investigaciones para comprender la relevancia clínica de las deficiencias de micronutrientes en personas con hipertensión arterial pulmonar. Sin embargo, parece existir una necesidad insatisfecha de mejorar la ingesta nutricional, según los investigadores.

Estudio completo

Logo Web de Interés Sanitario

Entidad declarada de Utilidad Pública con fecha 28 de septiembre de 2021

Hipertensión Pulmonar España Organización de Pacientes (HPE-ORG Pacientes)
Inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones: Sección: 1ª/ Número nacional: 611682
Inscrita al Registre Municipal d’Entitats i Associacions Ciutadanes de Sant Feliu de Llobregat, amb el nº d’inscripció 252

© 2016-2023 Hipertensión Pulmonar España Organización de Pacientes
Sitio creado por 08921 Solucions Creatives